Cita Creada

Su cita ha sido creada correctamente. Uno de nuestros representantes se estará comunicando con usted en horario laboral.

Información Solicitada

Uno de nuestros representantes estará comunicandose con usted lo antes posible.

Confirmar registro

Gracias por registrarse en nuestra página web.

Le hemos enviado un mensaje de correo electrónico para asegurarnos de que seas el propietario.

Si no encuentra este mensaje en su bandeja de entrada favor revisar la bandeja de "Correo no deseado" o "Spam".

Agenda de citas

Si usted ya es miembro solicite su contraseña para poder agendar su cita online y consultar su historial.

Esta será su primera visita?
Cuál centro le gustaria visitar?
Fecha
Hora
Su nombre
Su apellido
Teléfono
E-mail

Iniciar Sesión

Si usted ya es miembro solicite su contraseña para poder agendar su cita online y consultar su historial.

Nombre de Usuario o E-mail
Contraseña
Si ha olvidado su contraseña ponerse en contacto con uno de nuestros representantes.
Si aun no tienes cuenta puedes registrarte haciendo clic en "Registrate".

Revitaliza tu columna vertebral con La Quiropráctica y descubre una nueva vida!

Embarazo

Alexander Pham, Doctor Centro Quiropráctico Mission Life

Blog
Durante el embarazo, el centro de gravedad de una mujer se desplaza hacia la parte frontal de la pelvis. Este peso adicional al frente, causa estrés en las articulaciones de la pelvis y la parte baja de la espalda. A medida que el bebé crece de tamaño, el peso adicional aumenta la curvatura de la parte inferior de la espalda, lo que ejerce un estrés adicional en las frágiles articulaciones facetarias en la parte posterior de la columna vertebral. Cualquier problema preexistente en la columna vertebral de una mujer tiende a agravarse a medida que la columna vertebral y la pelvis se sobrecargan, lo que a menudo provoca dolor y dificultad para realizar las actividades diarias normales.

Los estudios han encontrado que aproximadamente la mitad de todas las mujeres embarazadas desarrollan dolor lumbar en algún momento de sus embarazos. Esto es especialmente cierto durante el tercer trimestre cuando el cuerpo del bebé gana más peso. La atención la quiropráctica durante el embarazo puede aliviar e incluso prevenir el dolor y la incomodidad que con frecuencia se experimentan durante el embarazo, y crea un ambiente para un parto más fácil y seguro. Es una manera segura y efectiva de ayudar a la columna vertebral y la pelvis a hacer frente al rápido aumento del estrés físico mediante la restauración de un estado de equilibrio. De hecho, la mayoría de las mujeres descubrieron que la atención la quiropráctica les ayudó a evitar el uso de analgésicos durante el embarazo, y los estudios han demostrado que los ajustes quiroprácticos ayudan a reducir el tiempo de parto. Su quiropráctico debe ser su compañero para un embarazo saludable. Pueden proporcionar ajustes, así como ofrecer consejos nutricionales, ergonómicos y de ejercicio para ayudar a abordar sus necesidades especiales.

Consejos de la quiropráctica para mujeres embarazadas:


Asegúrese de ajustarse regularmente. La atención la quiropráctica es importante para ayudar a mantener una estructura esquelética saludable y la función del sistema nervioso durante el embarazo y el parto.

Haga un poco de ejercicio suave todos los días. Caminar, nadar o andar en bicicleta estacionario son ejercicios cardiovasculares relativamente seguros para las mujeres embarazadas. Evite cualquier actividad que involucre sacudidas o movimientos de rebote. Detenga el ejercicio inmediatamente si nota algún síntoma inusual, como náuseas, mareos o debilidad.
Use zapatos planos con soportes para el arco. Sus pies se vuelven más susceptibles a las lesiones durante el embarazo, en parte debido al rápido aumento del peso corporal, pero también porque los ligamentos que sostienen los pies se vuelven más laxos.
Al recoger a los niños, dóblese de las rodillas, no de la cintura. Su espalda baja es mucho más propensa a lesiones durante el embarazo.

Cuando duerma, acuéstese de lado con una almohada entre las rodillas para aliviar la presión de la parte inferior de la espalda. Las "almohadas para el cuerpo" de cuerpo entero o las "cuñas para el embarazo" son muy populares y pueden ser útiles.

Coma varias comidas pequeñas o bocadillos cada pocas horas, en lugar de tres comidas grandes por día. Esto ayudará a aliviar las náuseas, estabilizar el azúcar en la sangre y permitir que su cuerpo extraiga la máxima cantidad de nutrientes de los alimentos que consume.
Tome una vitamina prenatal con al menos 400 microgramos de ácido fólico todos los días; 800 microgramos es aún mejor. Se ha demostrado que el ácido fólico reduce drásticamente el riesgo de defectos del tubo neural en un feto en desarrollo. Asegúrese de consultar con su médico antes de tomar cualquier vitamina o suplemento herbal para asegurarse de que sea seguro para usted y el bebé.